Tarifas y ahorro de electricidad en empresas

Si las tarifas y facturas de electricidad a nivel de vivienda se pueden convertir en un dolor de cabeza y su revisión puede suponer un gran ahorro, a nivel de empresa esto se magnifica.

No sólo en grandes empresas con facturas de miles y millones de euros, las empresas medianas también pueden ahorrar mucho dinero en la factura de electricidad. Veamos cómo.

Tarifas de empresa

A nivel de empresa existen tarifas específicas, puesto que los titulares de los contratos suelen tener CIF. Dentro de estas tarifas, la división (igual que en vivienda) depende de la potencia que tenga contratada el negocio. Si bien existen tarifas de empresas para menos de 10 kilovatios (2.o y 2.0 DH), lo normal es que estén por encima de los 10 kilovatios contratados.

Potencia de entre 10 y 15kW

Estas tarifas se denominan tarifa de acceso 2.1A y existe con o sin discriminación horaria, que sería la misma que a nivel de vivienda.

Potencia de más de 15 kW

Estas tarifas son de acceso 3.0A. En este tipo de tarifas, tanto la potencia como el consumo está dividido en tres períodos, pudiendo contratarse una potencia diferente en cada uno de ellos. Con tal de que una de esas potencias sea superior a 15 kW, en los otros dos períodos puede ser inferior a 15 kW.

Nuevas tarifas eléctricas en 2020

Durante este año las tarifas eléctricas van a cambiar en su totalidad. Ya vimos en un artículo anterior cuáles serán estas tarifas para vivienda. En cuanto a los negocios, primera diferencia es que las tarifas 2.1 desaparecerán, habiendo una única tarifa 2.0 TD.

Con las nuevas tarifas, también se quitarán las 3.0 que pasarán a formar parte de las 6.0TD, que contarán con seis precios diferentes dependiendo del día y la hora, así como a la posibilidad de elegir entre cuatro potencias diferentes.

Ahorro de electricidad a nivel de empresas

Según el mercado eléctrico actual, tanto a nivel de vivienda como de empresa, cuanto mayor es el consumo, mayor es el ahorro que podemos hacer al conseguir una tarifa más económica. Sin embargo, llega un momento en que no existen tarifas más económicas y es necesario reducir el consumo, no sólo buscando el ahorro, sino también un uso más eficiente y sostenible de la energía.

Aparatos electrónicos

El stand by consume, aunque no lo creas, casi el 12% de la factura de electricidad. Cuando la empresa esté vacía, apaga todos los aparatos que no sea necesario que se mantengan encendidos.

Los ordenadores portátiles consumen un noventa por ciento menos de energía que los de mesa.

Iluminación

El mayor gasto, a nivel general, de la factura de la luz, llegando casi al 60%. Lo primero que se debe hacer es, al igual que con los aparatos, apagar todas las luces que no sean necesarias cuando la empresa no esté abierta

Usar iluminación LED es otra de las opciones que te van a hacer ahorrar muchísimo, ya que consumen un 80% menos que las bombillas tradicionales.

Los sensores de movimiento, que encienden la luz cuando notan presencia y la apagan cuando no hay nadie, son un gran ahorro.

También puedes hablar con un profesional de la iluminación para que vea si la disposición y uso de los puntos de luz es la más efectiva.

Otro de los aspectos más utilizados es el control domótico de la iluminación. Los beneficios de estos sistemas no se centran sólo en el control de la iluminación desde fuera de la empresa a través de un móvil conectado a Internet con el que acceder a la aplicación de control remoto. Con estos sistemas podemos establecer horarios de encendido y apagado o adaptar la iluminación al momento del día.

Climatización

Una de las cosas más importantes de una buena climatización es la temperatura a la que se mantiene la empresa. Muchos negocios, ya sea por un mal uso de sus trabajadores, tienen la empresa a más de 26 grados, cosa que no se debe hacer. Manténla a 18 grados durante el invierno y a 25 grados durante el verano.

Apagar la climatización durante la última hora también hace ahorrar en la climatización.

Por último, igual que en la iluminación, el control domótico de la climatización también supone un gran ahorro. Se pueden establecer horarios o temperaturas para que se encienda y apague sola.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *